Noticias

¡Vacamania!

Mabel Polo vive en Ciudad Equidad y es famosa por su colección de más de 200 vacas, que adornan todos los rincones de su casa. Su sueño es un día aparecer en el libro de los Records Guinness, y ser reconocida a nivel mundial por los coleccionistas.

En Equidad la gente conoce a Mabel Polo por su afición a las vacas. Las tiene en todos los tamaños, materiales, texturas y adornos; y ocupan todos los rincones de su casa. Su colección ya suma los 210 ejemplares. La mayoría están en la sala, expuestas como porcelanas.

“La gorda” con la que posó para la foto es la que Mabel más quiere. Se la regaló su esposo, en su aniversario número 18. Ella misma le hizo el vestido con la tela que le quedo del cubre cama, que también tiene la textura de las manchas de una vaca, al igual que las cortinas de la casa, el delantal de la cocina, los relojes que decoran las paredes, los frascos para guardar los alimentos, el espejo que utiliza para arreglarse, los aretes que lleva puestos y hasta el bolso donde guarda el maquillaje.

Su adoración por estos animales de juguete inició hace 14 años, cuando a su hija le regalaron unas vaquitas para su cumpleaños. De ahí comenzó a comprar imanes con la forma de estos animales para adornar la nevera. “No sé muy bien por qué me volví coleccionista, pero me acuerdo que a mis vecinas les llamaba mucho la atención las vaquitas que decoraban la nevera. Era lo primero que se veía al entrar a la casa, todos los que llegaban las admiraban. Comencé con los imanes y llené toda la nevera; luego conseguí la vajilla de vacas, los adornos para la cocina, y comenzaron a aparecer vacas por todas partes”, dice Mabel.

Salir a ´vaquiar´, como ella misma llama a salir en búsqueda de nuevos ejemplares, es su actividad favorita. “Me voy para el centro y recorro todas las tiendas. Cuando veo una nueva y no puedo comprarla ¡me da de todo! Y como mis amigos y vecinos saben que yo las adoro, cuando salen de viaje o es alguna fecha especial me traen una nueva”.

De su colección destaca la vaca de porcelana que le trajo una de sus amigas de México; la “vaca loca”, que está patas arriba y es de pilas, y según su sobrina –quien se la regaló– baila como ella; y la que ella misma hizo de un calabazo y que sirve como olla.

“La peladera”

Ser coleccionista no es la única pasión de Mabel. Ella dedica su tiempo libre a enseñarles a los niños y jóvenes de Ciudad Equidad a hacer manualidades con materiales reciclables. Frente a su casa organizó un pequeño oasis con plantas ornamentales, que dan sombra y refrescan el amiente, y sirve de centro de reunión de “la peladera”.

“Al ver que acá los niños no tienen en qué divertirse yo me puse a inventarme actividades con ellos para que no terminen perdiendo el tiempo en cosas malas. Ahorita, por ejemplo, estamos haciendo una vaca en forma de silla con botellas plásticas de gaseosa”.

Por gente como Mabel es que ¡Ciudad Equidad ta´chevere!

Ciudad Equidad ta’chevere

Una campaña de los jóvenes de Ciudad Equidad que hacen parte de la Escuela de Comunicaciones de la Fundación Casa en el Árbol, que busca mostrar las cosas positivas que suceden en Ciudad Equidad. Síguelos en Facebook como @ciudadequidadtachevere Si tienes una historia que ta’chevere toma una foto, publícala en la fanpage y etiquétala con el numeral #tachevere; o escríbeles al correo electrónico barriociudadequidad@gmail.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *